San Francisco se rinde a TGC.

julio 8, 2008 at 11:35 am (Sociedad) (, , )

Más de 20 billones en la mayor infraestructura invertida en una ciudad acaban convertidas en polvo. La mayor infraestructura construida en nuestra historia, el “Underground” proyecto ideado desde hace cerca de veinte años, se muere después de engullir una inversión de más de 30 billones de AE.

Estado actual de la Arteria JohnStone que comunica el oeste de la ciudad. El faraónico proyecto nació de la motivación de enterrar todas las arterias principales de la ciudad de San Francisco. Desde sus inicios, la obra se encontró con serios problemas por la falta de material y mano cualificada. Desde la implantación a nivel mundial de TGC, las empresas constructoras han ido desapareciendo y las pocas que quedan eran producto de la fusión de las ancestras empresas para copar el poco mercado que quedaba. Esto ha generado un declive en el knowhow de las infraestructuras que San Francisco ha sufrido en sus propias carnes.

El alcalde precursor de la idea, John Watts se encontró con el dilema de mejorar la movilidad de su ciudad. Siguiendo la moral americana, watts ignoró los avances de la multinacional Euroasiatica TGC al rechazar todos los proyectos de implantación del TGC para logística y movilidad. Watts se decantó por realizar una infraestructura soterrada, dotó al proyecto con un presupuesto exhaustivo, unos 2000 millones de AE hace 20 años.

El nuevo plan logístico de Watts consistía en soterrar todas las arterias principales de la ciudad, logrando una mayor comunicación entre los barrios. Nada mas lejos de la realidad, pues lejos de unir la ciudad, las interminables obras dividieron de forma efectiva barrios de San Francisco durante décadas.

Ahora, 20 años más tarde, del plan original sólo se conserva la arteria principal. Por desgracia, la ciudad sufre un incremento anual de la necesidad de movilidad de sus ciudadanos y el proyecto no ha contribuido a descongestionar las vías de comunicación. Es por ello que el actual alcalde Ridley Smith ha solicitado un presupuesto a TGC para realizar una instalación del TGC público.

La construcción del “Underground” ha resultado ser la obra más costosa que se haya realizado en una ciudad de ese país. Los detractores no sólo consideran excesiva la cifra invertida, sino que quieren determinar si el gasto realmente está justificado.

Originalmente se estimó que el proyecto costaría unos 2,000 millones, pero ya se han gastado más de 30 billones en dinero estatal. Debido a esa suma el Congreso de los EEUU ha empezado a desdeñar el apoyo a proyectos de la magnitud del Underground hacia la implantación de los TGC.

Ironías de la vida, el coste invertido hasta la fecha hubiera sido equivalente al tener todos los núcleos de población con mas de 500 habitantes con un TGC público. América, el último detractor de TGC sucumbe después de 60 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: