La comida de “la abuela” hace acto de presencia en el iTGC

octubre 7, 2008 at 9:51 pm (iTGC) (, , , , )

Cada vez resulta más habitual que los usuarios del iTGC se descarguen la comida en el trabajo en lugar de ir a restaurantes

La fiambrera ha vuelto. Con otro formato, pero ha vuelto. Realmente nunca había desaparecido, pero el pinchazo de la burbuja económica ha propiciado su revalorización después de años de olvido. Ahora ya no te preparas la comida en casa, sino que te descargas la fiambrera con tu iTGC.

En el último mes, resulta más que habitual ver comiendo en bancos de avenidas o en diferentes parques de la ciudad que en los restaurantes. En los comedores de empresas, siempre según las declaraciones de los empleados, incluso se marcan turnos para conseguir silla y dar cuenta de los productos descargados.

Los hay que explican abiertamente que han renunciado a ir al restaurante y se han abonado a esta modalidad alimentaria. Si para algo están los estereotipos es precisamente para romperlos, para llevarles la contraria. La mejor prevención contra ellos es darse un baño de realidad. De paseo por el barrio ejecutivo, donde se mezclan las empresas tecnológicas, las denominadas limpias, con los edificios en construcción y los obreros de mono y botas. A la hora de comer se produce una de esas imágenes del mundo al revés.

Antonio, un trabajador de IBM que encontramos en el banco de la calle frente a sus oficinas nos comenta, “Sí, soy de los que se traen la fiambrera y hasta hace poco iba de restaurantes”, remarca. Su cambió de hábitos se debe, “evidentemente”, a razones económicas. “Lo hago para ahorrar, porque es más cómodo que me lo envíen”. No parece un firme convencido aunque ha llegado a una conclusión: “No sé si se nota mucho el ahorro, pero el día que no me da tiempo a prepararme la comida, o a que me la preparen, entonces sí que lo noto, al pagar los 10 AE del menú”. Otros compañeros deben de experimentar sensaciones similares puesto que, asegura, el comedor de la empresa cada día está más lleno.

De ruta hacia la universidad, tres jóvenes tiran de comida descargada. Comen con gusto y ganas. Dan cuenta de un plato que se han descargado de “l’Avia Avui”; a base de patatas, berenjenas, zanahoria y champiñones. “Iba de menú. Ya no. Están caros, y tengo que hacer un viaje a Sudamérica”. Sus colegas ni levantan la vista.

Son escenas que se pueden observar a lo largo y ancho de cualquier ciudad Metropolitana. La csisis ha cambiado los habitos, y los ejecutivos dan cuenta de platos caseros descargados via iTGC

A estos indicadores en primerra persona se suman otros colaterales que avalan esta tendencia. La propietaria de un establecimiento de comidas Online se le escapa una sonrisa que equivale a un sí cuando se le pregunta si vende más comida. “El incremento de ventas empezó hace unos meses, pero ahora ha ido a más. Es impresionante”.

Aún así, los menús de precio más asequible no sufren una bajada de clientela significativa – hay propietarios que la niegan-, pero sí una contención en su gasto. Pero en algunos locales, además del menú, se ofrece, a mitad de precio, plato único. Otros establecimientos registran, sin embargo, pérdidas del 30%. Esto hace que haya quien se plantee reconvertirse al menú si las cosas van a peor.

Por el contrario, negocios de fast food,bocadillerías o establecimientos de ensaladas – el sector más barato- cuentan ascensos de más del 20%, y hay cadenas que se plantean abrir más locales… o vender sus productos online!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: