Rencor

agosto 17, 2009 at 11:59 pm (ScapeBall) (, , , , , )

 

Rencor

17 de Agosto


Marco Letale estaba sentado en el vestuario. Le acababan de sacar de la ducha (no se como he entrado). Y ahora estaba ahi, desnudo, totalmente mojado, y con una simple toalla en su cintura mientras su manager le torturaba el oído.

– … Vamos hombre! ¿A que coño juegas? Es que mereces que te echen del equipo por gilipollas! Que coño esperabas! Todo el equipo se ha puesto las manos en la cabeza! Perderte en el primer cuarto! Nos han machacado!

(Que mas da) A Marco sólo se preocupaba por el dolor de espalda. Sólo sabía que el partido aún no había acabado. Que iban por el principio de la tercera parte (creo), pero ya perdían por una abrumadora diferencia. (Joder, me ha dejado inconsciente!). Que más daba el partido, Letale sólo quería que le dieran por culo a su Manager y que se fuera a la mierda el puto partido. En esos momentos, a Marco no le importaba nada, sólo la paliza que había recibido, pues le habían hecho daño donde más duele… en la moral.

– … ¿Y como piensas que se ha sentido el equipo? Muy bien, muy bien, siete años en la élite del Scapeball y te pones a echar una siesta. Si señor, así se hace, una mierda de Tanqueadora te ha metido una paliza, felicidades. Una niña te ha partido la cara.

Joder con la tía. La puta francesa le había hecho daño, hacia tiempo que no habían cascado tan fuerte (me sangra el codo). El Scapeball es así, los corredores siempre se llevan la peor parte, pero Marco era un tipo duro. Aguantaba los golpes, aguantaba los placajes e incluso aguantaba las ráfagas de los tanqueadores, pero lo de hoy no había sucedido antes (y me duelen hasta los cojones, joder, si por poco me arranca la polla de un bocado).

– … Si señor, y mirame cuando te hablo! Tienes a tus patrocinadores preocupados. ¿Sabes que? Sabes quien me acaba de llamar? El director de ventas de Nike! El director de ventas de Nike! Si! Frank Sauber! Dios mio, no sabes como estaba! Esto ha sido un desastre, un puto desastre…

Puta ostia como le dolía la boca. Cuando la burra le ha estampado la lanza en el casco, se ha comido todo el visor (que asco de día). Marco se cansó de la cantarina del pelma. Se levantó, se quitó la toalla y se la lanzó a su Manager. El pobre hombre no se esperaba esa reacción, y cuando la tenía en la cara, empezó a hacer movimientos estúpidos para quitarse la toalla mojada. Marco se le acerco con calma y le propinó un golpe en el estomago. El Manager se arrodillo, con una mano en el estomago mientras con la otra intentaba agarrar el suelo para no caerse.

– Cállate anda, me duele la puta cabeza. Y llama a los de BK. Que te den información de esa jodida armadura. A esa puta guarra la voy a machacar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: